Es muy importante concienciar a la sociedad y a la política de que tenemos un problema con la obesidad

Francisco Tinahones, jefe de grupo del CIBEROBN y presidente de la SEEDO
martes, 4 de diciembre de 2018

El proyecto ‘Prevención de la Obesidad. Aligera tu vida’, declarado por el Gobierno de España como “de excepcional interés público”, está promovido por la Fundación Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (Fundación SEEDO) con el objetivo de movilizar al conjunto de la sociedad en la prevención y tratamiento de esta enfermedad de proporciones epidémicas y alta prevalencia en España. Francisco Tinahones, jefe de grupo del CIBEROBN en el Hospital Virgen de la Victoria de Málaga y también presidente de la SEEDO repasa en esta entrevista los logros y retos pendientes de esta iniciativa, y la importante implicación del CIBEROBN en la misma.

-En 2016 se empezó a gestar el proyecto ‘Prevención de la Obesidad. Aligera tu Vida’, ¿cuál es el objetivo de esta iniciativa declarada de Excepcional Interés Público?

-Fue una iniciativa liderada por el Dr. Felipe Casanueva, anterior presidente de la SEEDO y jefe de grupo del CIBEROBN, del que fue también director científico, que realizó un encomiable trabajo para conseguir que este proyecto fuese reconocido por el Gobierno Español como una iniciativa de Excepcional Interés Público. El objetivo fundamental de este proyecto es luchar para revertir las tendencias actuales de incremento de las cifras de sujetos con obesidad y sobrepeso, uno de los problemas de salud pública más importantes del siglo XXI.

Para prevenir la obesidad hay que actuar en diferentes frentes, y esta iniciativa realizó y realiza actividades en todos ellos: desde la información (SEEDO firma un acuerdo con la Asociación Nacional de Periodistas de la Salud - ANIS), fomento de la actividad física (actividad en la que vamos de la mano del Consejo Superior de Deportes), ciudades saludables, educación escolar, y una largo etc. Durante el tiempo que lleva el programa se ha realizado más de 100 actividades.

-¿Cómo se ha implicado y qué papel juega el CIBEROBN?

-El CIBEROBN es un socio privilegiado de esta iniciativa y ha sido coparticipe de un gran número de acciones. Tengo que agradecer al Dr. Carlos Diéguez su apoyo incondicional a este proyecto.

En este y otros proyectos, la colaboración entre el CIBEROBN y la SEEDO, como no podía ser de otra forma, es muy fluida. Por ponerle un ejemplo, en los congresos científicos anuales de la SEEDO, el CIBEROBN participa de forma muy activa.

-¿Cuál es la importancia de la puesta en marcha de este tipo de iniciativas de amplia difusión social en la lucha contra la obesidad?

-Vital, es muy importante concienciar del problema a la sociedad y a la política de que tenemos un problema. La obesidad es una de las enfermedades más prevalentes de los países desarrollados y es responsable de una gran número de enfermedades secundarias que van desde el cáncer a la diabetes. Una de las sorpresas que nos encontramos en una de las encuestas realizadas por la SEEDO en población general fue que un 80 % de los obesos por peso y talla no se reconocen como tales.

-¿Cómo está siendo la implicación de empresas e instituciones en el Programa?

-Irregular. Desgraciadamente en España se tiene poca cultura de mecenazgo incluso en los términos de este proyecto, que implicaba una desgravación fiscal de las empresas que invierten en él. Aunque hay que señalar también que hemos tenido una colaboración muy estrecha con un número considerable de empresas que ha permitido realizar acciones relevantes durante estos años.

-¿Qué objetivos se marca de cara al próximo año y medio de vigencia de este programa?

-Este año y medio que le queda a esta iniciativa de ser considerada de Excepcional Interés Público hemos puesto el pie en el acelerador toda la junta directiva de la SEEDO para rentabilizarla al máximo, pero tenemos el compromiso en la SEEDO de continuar esta línea estratégica más allá de este año y medio. Tenemos colaboraciones y acciones ya establecidas que continuarán.

-Ya en el campo de la investigación que desarrolla su grupo, ¿cuáles son los principales proyectos de investigación en los que centran en estos momentos su trabajo?

-Tenemos abiertas numerosas líneas de investigación, pero puedo destacarle algunas. Estamos estudiando nuevos factores ambientales en la génesis de la obesidad y las enfermedades metabólicas, con especial atención a los cambios en la microbiota que se han producido en las últimas décadas; también tenemos una línea muy activa de obesidad y cáncer; a la adipobiología y al estudio de mecanismos que ligan obesidad y sus complicaciones también destinamos bastantes recursos y, por último, tenemos en marcha diversos estudios clínicos: ensayos clínicos con nuevos fármacos para la obesidad y la diabetes; estudios de intervención nutricional, destacando nuestra activa participación en el estudio Predimed Plus; y últimamente estamos interesados en el ayuno y en la cronobiología.

-Uno de los campos que mencionaba es el relacionado con la microbiota intestinal, ¿cuáles son los hallazgos más recientes de su grupo en relación al papel de la microbiota en la obesidad y enfermedades relacionadas?

-Es un tópico en el que estamos inmersos hace varios años, sobre todo estudiando la relación entre microbiota y obesidad, y diabetes tipo 2. Recientemente, uno de los hallazgos más relevantes que hemos conseguido es la descripción de un perfil de microbiota específico de los pacientes que tienen una diabetes tipo 1, que es una enfermedad autoinmune.