Las personas con menos recursos económicos tienen más riesgo de adoptar estilos de vida y dietéticos no saludables

Equipo investigador de la URV-IISPV, del IDIAP Jordi Gol y el CIBEROBN
CIBER | miércoles, 20 de octubre de 2021

Las personas con menos recursos económicos tienen más riesgo de adoptar estilos de vida y dietéticos no saludables. Así lo confirman los resultados de un estudio publicado en la revista científica Nutrients en el que relacionan el hecho de vivir en un área socioeconómicamente deprimida con la calidad de la dieta y la actividad física, y que ha sido llevado a cabo por investigadores del CIBEROBN,  en el Institut d'Investigació Sanitària Pere Virgili (IISPV), la Universidad Rovira i Virgili,  la Fundación Instituto Universitario para la Investigación en la Atención Primaria de Salud Jordi Gol y Gurina (IDIAP Jordi Gol) y centros asociados al proyecto PREDIMED-Plus de Cataluña.

Las mujeres comen más sano, pero hacen menos actividad física

Según esta investigación, que cuenta con datos de 1.512 personas de entre 55 y 80 años en Cataluña, tener bajos ingresos se vincula con seguir una dieta menos saludable y llevar a cabo menos actividad física. Se ha constatado, por ejemplo, un mayor consumo de cereales refinados y un menor consumo de fruta entre las personas con menos recursos económicos.

Para llevar a cabo este estudio se clasificaron a los participantes en cuatro categorías: dieta no saludable y baja actividad física; dieta no saludable y alta actividad física; dieta saludable y baja actividad física; y dieta saludable y alta actividad física. Los investigadores encontraron que, en general, las mujeres seguían una dieta mediterránea en mayor proporción, lo que se considera una dieta saludable. Por ejemplo, el 68,3% de las personas que seguían una alimentación saludable pero hacían poco deporte eran mujeres. En el caso de las personas con un patrón alimentario saludable y que realizaba mucha actividad física, el 59,8% también eran mujeres.

Los resultados del estudio muestran que las personas con menos recursos consumían más pastelería industrial, en comparación con las que tenían una mejor situación económica. Además, el grupo con menos recursos económicos estaba integrado de un mayor porcentaje de personas con estudios inferiores y en situación de paro. En este grupo se observó que había un porcentaje más alto de personas sedentarias o con hipertensión.

En el artículo ha participado la investigadora de la Unidad de Nutrición Humana de la URV-IISPV la investigadora Nancy Babio y el catedrático Jordi Salas-Salvadó, responsable de esta unidad de investigación. Encabeza el trabajo Josep Basora, miembro de la Fundación Instituto Universitario para la Investigación en la Atención Primaria de Salud Jordi Gol y Gurina (IDIAP Jordi Gol), que también es investigador de la Unidad de Nutrición Humana. Los tres junto con otros investigadores del proyecto forman parte del CIBEROBN.

Proyecto Predimed-Plus

El proyecto Predimed-Plus se ha convertido en el mayor reto de investigación sobre nutrición realizado en España. Se evalúa el efecto de una intervención intensiva con objetivos de pérdida de peso, basada en el consumo de una dieta mediterránea hipocalórica, promoción de actividad física y terapia conductual en la prevención de enfermedades cardiovasculares. 

Artículo de referencia:

Basora, J.; Villalobos, F.; Pallejà-Millán, M.; Babio, N.; Goday, A.; Zomeño, M.D.; Pintó, X.; Sacanella, E.; Salas-Salvadó, J. Deprivation Index and Lifestyle: Baseline Cross-Sectional Analysis of the PREDIMED-Plus Catalonia Study. Nutrients 2021, 13, 3408. https://doi.org/10.3390/nu13103408