La importancia de los nutrientes esenciales para hacer frente a la COVID-19

Investigadores del CIBEROBN en la Universitat de les Illes Balears
UIB | sábado, 19 de septiembre de 2020

La falta de conocimiento sobre los mecanismos biológicos del coronavirus SARS-CoV-2, así como la ausencia de vacunas y tratamientos efectivos contra la enfermedad que provoca, la Covid-19, han situado en el punto de mira los factores que pueden comprometer el correcto funcionamiento del sistema inmune en la lucha contra las enfermedades infecciosas. Entre estos, la nutrición, dado que se considera fuera de duda que la ingesta correcta de nutrientes esenciales tiene un impacto beneficioso en el sistema inmunitario y la protección contra las enfermedades infecciosas.

Recientemente, un equipo de investigadores del grupo de investigación en Nutrigenómica y Obesidad de la Universidad de las Islas Baleares y del CIBEROBN, dirigido por Andreu Palou, ha publicado un estudio en la revista científica Nutrients en el que analizan la posible influencia de los nutrientes esenciales principales en la prevención de la COVID-19. El estudio considera principalmente las seis vitaminas (A, D, C, B6, B9 y B12) y los cuatro minerales (hierro, zinc, cobre y selenio) que tienen una participación demostrada en el mantenimiento saludable del sistema inmune, según la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA).

El estudio de los investigadores de la UIB ha analizado el estado nutricional de estos nutrientes en diez países europeos a partir de la literatura científica publicada y ha estudiado la relación con los indicadores epidemiológicos de la COVID-19. Como resultado, los investigadores destacan que existe una correlación entre los factores nutricionales y los indicadores epidemiológicos, de modo que los países con el peor perfil de ingesta de estos micronutrientes (España, Italia, Bélgica, Reino Unido y Francia) son los que han recibido el golpe más fuerte de la pandemia COVID-19.

En resumen, los resultados sugieren que, en el conjunto europeo, la insuficiente ingesta de las vitaminas D, C y B12, y los minerales hierro y zinc, se asocia a una mayor incidencia o mortalidad causada por la COVID-19.

La importancia de la genética y la nutrición personalizada

Los investigadores también han tenido en cuenta las particularidades genéticas que pueden predisponer a un mayor riesgo de déficit de estos nutrientes. Es por ello que consideran que la detección de individuos con un alto riesgo genético de mostrar niveles bajos de nutrientes específicos permitiría diseñar pautas de nutrición personalizadas para promover la salud.

Los autores también son miembros del Laboratorio de Biología Molecular, Nutrición y Biotecnología de la UIB, del Instituto de Investigación Sanitaria de las Islas Baleares (IdISBa) y de Alimentómica, empresa de base tecnológica de la UIB.

Artículo de referencia

Galmés, S., Serra, F. i Palou, A. (2020). Current State of Evidence: Influence of Nutritional and Nutrigenetic Factors on Immunity in the COVID-19 Pandemic Framework. Nutrients, 12(9), 2738. https://doi.org/10.3390/nu12092738