Una dieta saludable mejora la calidad espermática y la fecundabilidad de la pareja

Mònica Bulló, Albert Salas-Huetos y Jordi Salas-Salvadó
CIBER | martes, 14 de marzo de 2017

La infertilidad es un problema de salud pública a nivel mundial que afecta al 15% de todas las parejas en edad reproductiva. Los factores masculinos, incluyendo la disminución de la calidad del semen, son los responsables de aproximadamente un 25% de estos casos. El patrón dietético, los componentes de la dieta y los nutrientes, han sido estudiados durante décadas como posibles determinantes de la función espermática y/o la fertilidad.

Actualmente, muchas de las clínicas de reproducción asistida recomiendan cambios simples en el estilo de vida, como el aumento de la actividad física, la terapia conductual y el yoga para reducir el estrés, así como reducir el consumo de alcohol y cafeína, o incluso proporcionando algún tipo de recomendación dietética con el fin de mejorar la calidad del semen y las posibilidades de fertilidad, a pesar de la falta de evidencia científica probada sobre el papel de la dieta en los parámetros espermáticos.

Ahora, investigadores de la Unidad de Nutrición Humana de la Universitat Rovira i Virgili (URV) y del Institut d’Investigació Sanitària Pere i Virgili (IISPV), que forman parte del CIBEROBN, han llevado a cabo la primera revisión sistemática de todos los estudios observacionales existentes en la literatura científica que relacionan los diferentes componentes de la dieta con la fertilidad masculina y la fecundabilidad.

Nutrientes recomendados

Los resultados de este estudio demuestran que una dieta saludable, rica en algunos nutrientes como les ácidos grasos omega-3, algunos antioxidantes (vitamina E, vitamina C, β-caroteno, selenio, zinc, criptoxantina y licopeno) y otras vitaminas (vitamina D y folato), y un bajo consumo de ácidos grasos saturados y ácidos grasos trans se asocian a una mejoría de la calidad espermática. Además, el pescado y marisco, el pollo, cereales, verduras y fruta, o lácteos bajos en grasas, también se asocian a una mejor calidad del semen y/o actividad espermática. Por el contrario, un consumo excesivo de carnes rojas y procesadas, alimentos ricos en soja, dulces y bebidas edulcoradas, ciertos lácteos enteros, y la ingesta de alcohol y cafeína se asocian, en algunos estudios con una disminución de la calidad espermática. En referencia a la fecundabilidad, un elevado consumo de alcohol, cafeína y carnes rojas y procesadas en hombres, se ha relacionado negativamente con las probabilidades de embarazo y las tasas de fertilización de las parejas.

Según los investigadores, este trabajo ha servido para proporcionar una visión global de la investigación de calidad existente que relaciona la dieta, así como el consumo de diferentes alimentos y nutrientes, con la fertilidad masculina y la fecundabilidad para que, en un futuro, se puedan realizar recomendaciones dietéticas seguras y efectivas.

Estos resultados subrayan que la adherencia de los hombres a una dieta saludable como la Mediterránea, podría mejorar significativamente la calidad espermática y aumentar la tasa de fecundabilidad de la pareja.

Los resultados del presente estudio, realizado por el doctor Albert Salas-Huetos, investigador post-doctoral, la doctora Mònica Bulló, profesora agregada, y liderado por el doctor Jordi Salas-Salvadó, jefe de grupo del CIBEROBN e investigador de la Unidad de Nutrición Humana de la URV han sido publicados en la prestigiosa revista científica Human Reproduction Update en el mes de marzo de 2017. Se trata de la revista científica de más impacto y la más citada de las áreas de Reproducción Humana y de Ginecología y Obstetricia.

Referencia: Salas-Huetos A, Bulló M, Salas-Salvadó J. Dietary patterns, foods and nutrients in male fertility parameters and fecundability: a systematic review of observational studies. Hum Reprod Update, 2017; In Press. DOI: doi:10.1093/humupd/dmx006