No es necesario ayunar antes de una prueba de colesterol

Emilio Ros, jefe de grupo del CIBEROBN en el Hospital Clínic de Barcelona
CIBER | miércoles, 27 de abril de 2016

Una nueva investigación realizada en Dinamarca, Canadá y Estados Unidos,en la que han participado más de 300.000 personas, sugiere que los pacientes no necesitan comprobar sus niveles de colesterol en ayunas. El estudio ha dado lugar a una declaración de consenso internacional que firma más de una veintena de expertos en medicina de Europa, Australia y Estados Unidos, entre los que figuran el jefe de grupo del CIBEROBN, el Dr. Emilio Ros, investigador del Hospital Clínic de Barcelona y del IDIBAPS. El documento se publica hoy en el European Heart Journal.

Simplificar el procedimiento en beneficio del paciente

La investigación evidencia que los niveles de colesterol y triglicéridos son similares tanto si se ayuna como si no, y sugiere que los pacientes ya no tienen que ayunar antes de realizar las pruebas. “Esto mejorará el cumplimiento de los tratamientos preventivos que tienen por objetivo reducir el número de ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares, las principales causas de muerte en el mundo", opinan expertos autores del estudio de la Universidad de Copenhague.

En Dinamarca, el uso de las pruebas de colesterol aleatorias, no en ayunas y realizadas en cualquier momento del día, independientemente de la ingesta de alimentos, se ha utilizado con éxito desde 2009. Los pacientes, los médicos y los laboratorios se han beneficiado de este procedimiento simplificado. Para las personas que trabajan, los niños, los pacientes con diabetes y los ancianos es particularmente beneficioso no tener que ayunar antes de la toma de muestras de sangre para las pruebas de colesterol y triglicéridos.

Recomendación internacional

Sobre esta misma base, la recomendación internacional que hoy se hace pública es la primera que apunta a que el ayuno ya no será necesario antes de las pruebas de colesterol y triglicéridos.

“Con frecuencia, el requisito de realizar las pruebas de colesterol en ayunas causa inconvenientes a los pacientes, que muchas veces tienen que concertar una nueva extracción de sangre y una visita adicional si no han cumplido con el ayuno previo al análisis, lo que deriva bastantes veces en que el paciente desista y omita una prueba esencial. En los centros de extracción de sangre de los grandes hospitales, donde las citaciones empiezan a las 7 de la mañana y terminan a las 2 de la tarde, el que no haya el requisito de estar en ayunas supondrá un gran alivio para los pacientes. Además, esto permitirá aprovechar espacios y recursos por la tarde, cuando actualmente casi nunca se hacen extracciones de sangre”, argumenta el Dr. Emilio Ros, miembro del CIBEROBN, firmante del documento. Hay que tener en cuenta que la falta de ayuno no afecta a las otras variables habituales de los análisis, como el hemograma, función hepática, función renal, etc. Sí afecta a las cifras de glucosa en sangre, pero actualmente el control de la diabetes se hace con la hemoglobina glicada, que tampoco se modifica por la falta de ayuno. En resumen, el uso de pruebas de colesterol y triglicéridos sin ayuno previo resuelve muchos problemas”, concluye.

"Que más pacientes midan su colesterol y triglicéridos facilitará el asesoramiento de sus médicos sobre la mejor manera de prevenir ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares en el futuro. Esperamos que las pruebas de colesterol sin ayuno redunden en que más pacientes, con el consejo de sus médicos, implementan cambios de estilo de vida para reducir la carga global de enfermedad cardiovascular y muerte prematura", señalan los expertos.